Los peces gato y los domingos

¿A todes nos parecen tristes los domingos? Yo creo que sí. No sé muy bien por qué. Tal vez es que la ansiedad anticipada del lunes es peor que el lunes mismo. Tal vez es porque los domingos suelen estar llenos de convivencia forzada o de la nostalgia de no tener con quién convivir. Los domingos agradables existen pero, creo, son los menos.

Hace poco, en un común domingo triste, encontré una película en la que uno de los personajes, con profunda sabiduría decía: “Los domingos por la tarde no son tan feos como crees.” Me reí y esa única línea me dejó pensando toda la semana en la película. Cuando llegó el siguiente domingo, sólo quería verla de nuevo. “Los insólitos peces gato” (2013) es la ópera prima de la directora mexicana, Claudia Sainte-Luce, y no sé por qué no la había visto antes.

La historia comienza con Claudia, una solitaria trabajadora de un supermercado que un día termina en el hospital por una apendicitis aguda. Durante su estancia en el hospital nadie va a visitarla y tiene que salir caminando sola después de su operación. Por suerte, conoció a Marta en el hospital, una mujer amigable que se esfuerza por mantenerse fuerte a pesar de estar gravemente enferma. Marta invita a Claudia a su casa a comer pero pronto nos damos cuenta que es una invitación para siempre. Marta tiene cuatro hijes (Alejandra, Wendy, Mariana y Armando) que tratan de cuidarla y Claudia se suma a ese equipo. Juntes tratan de cumplir con las responsabilidades de todos los días mientras enfrentan el miedo de perder a su mamá.

Todes les personajes están tristes. Todes tienen vidas difíciles: enfermedad, soledad, depresión, recibos de luz que no se pagan solos. Aun así, consiguen pensar en horóscopos, en tipos de besos, en peces gato. Se comportan como personas reales y por eso quería seguir viendo, quería conocerles más. Claudia es quien nos ayuda con esto, ella detona varias conversaciones que habían sido reprimidas por la familia y nos da acceso a los miedos y sueños de les hijes de Marta.

Si disfrutan “Little Miss Sunshine” (2006) lo más probable es que también disfruten esta película. La narrativa no se parece pero ambas hablan de familias complicadas, ambas son dramas que te hacen reír y, quizá lo más importante, ambas involucran un automóvil familiar amarillo. En “Little Miss Sunshine“, les personajes viajan durante toda la película y en “Los insólitos peces gato”, el viaje a una playa llega casi al final. Lo mejor de los viajes en ambas películas es que no pretenden ser vacaciones perfectas, nos acercan a lo que son realmente los viajes familiares.

“Los insólitos peces gato” no tiene una moraleja (esto siempre se agradece) pero Marta le da a sus hijos varios consejos para la vida cotidiana, especialmente útiles para un domingo: siéntate en un escritorio a trabajar, separa la ropa para lavarla, toma aire cuando te ahoguen los suspiros. Vean esta película hoy. Véanla para apoyar el cine mexicano, para apoyar cineastas mujeres o, por lo menos, véanla porque es domingo y nada podemos hacer al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s