La nueva amistad entre México y Corea del Sur

El Mundial es un espectáculo poderoso: reúne a familias en torno a la televisión, refuerza los lazos entre los connacionales y a muches les hace enorgullecerse de los colores del país. 

Pero ese nacionalismo exaltado también nos hace “sacar el cobre”. 

El miércoles 27 de junio pasó eso justamente. México jugó contra Suecia para ganarse su pase a la siguiente ronda de la Copa del Mundo. 

Tras dos partidos donde la Selección convenció por su buen juego y luego de ganarle a Alemania, venía tal vez confiada de un buen resultado.

Desafortunadamente, el Tri perdió estrepitosamente 3-0 contra los suecos y con ese resultado su permanencia en el Mundial estaba condicionada. Su única esperanza era que Corea del Sur le ganara Alemania. Y Corea cumplió. 

Hacia el final de la transmisión del partido de México se podía ver a los aficionados en las gradas revisando frenéticamente sus celulares para ver el marcador del otro partido, que sucedía al mismo tiempo.

Con dos goles casi de último minuto, Corea echó al campeón de la pasada edición de la Copa del Mundo y le dio el pase a México a octavos de final.

Corea quedó también fuera, pero se instaló (espero que por siempre) en los corazones de los mexicanos. 

Las muestras de agradecimiento no se hicieron esperar y el internet se llenó de memes, videos y demás, en los que mexicanos expresaban su amor a ese país.

Los fans se fueron a la embajada de Corea del Sur en la Ciudad de México a armar la fiesta y hasta shots de tequila le dieron al embajador.

En el Zócalo cargaron a los coreanos que (para su infortunio) coincidieron con la fiesta.

A nivel local, se coló un video grabado en una empresa coreana de autos en que cargan a un empleado asiático dentro de las oficinas.

Incluso negocios ofrecieron descuentos a coreanos o pusieron ofertas temporales.

Tras los partidos, las reproducciones de Fake Love (el nuevo single de la banda surcoreana BTS) aumentaron, haciéndola subir 31 puestos en las listas de iTunes nacionales.

Lamentablemente, este acontecimiento también saco lo malo de nosotres. Lo malo siendo nuestro racismo. 

Una de las reacciones más visibles fue la de Aleks Syntek, un cantante quien hace poco se encontró en medio de otro escándalo por desestimar el reguetón. 

En esta ocasión “celebró” el pase de México con un video en el que sale imitando los ojos rasgados de los asiáticos y diciendo palabras sin sentido en un intento fallido por “hablar” su idioma.

Un candidato local al Senado de la República también compartió una foto en Instagram en la que salía estirándose los ojos para emular los ojos rasgados: FACEPALM EMOJI

Cabe mencionar que no tiene nada de malo querer celebrar a los coreanos, simplemente NO hay que felicitarlos a partir de los estereotipos que existen sobre ellos.

Al mismo tiempo que se dieron estas feas reacciones, surgió una muy bonita: el amor de todo México por Corea.

Yo, una (falsa) conocedora, comencé a consumir K-pop y telenovelas coreanas desde hace un año aproximadamente, y aunque hay muchas personas que también lo hacen, he sentido que el consenso generalizado es de rechazo hacia ese contenido.

Increíble que tuvo que llegar un torneo de futbol para que el Hallyu se volviera mainstream.

No es que me importara tanto la aceptación social, pero se siente padre que todo el país se emocione al mismo tiempo con las mismas cosas.

Lo malo es que tuvo que llegar después de que nos hicieran un favor y no por voluntad propia. De todos modos lo agradezco.

 

Imagen principal tomada de Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s