Representación y estereotipos: gordofobia

Durante la última semana me he puesto a pensar mucho sobre la relación que tenemos con nuestros cuerpos. Pasaron varias cosas los últimos días que me hicieron reflexionar sobre lo que pasa a mi alrededor.

La semana pasada Netflix, mi sistema de streaming favorito, lanzó el trailer de una de sus próximas series que estrena este mes. A diferencia de otras series, ésta causó revuelo en la redes sociales por lo problemática que parece ser solo con los casi dos minutos que nos mostraron. Fue tal la inconformidad que incluso se hizo una petición en change.org para cancelarla. Si no lo han visto, les dejo abajo el video.

Básicamente es la historia de una chica con sobrepeso que tras un accidente (una persona en situación de calle y ella pelean por una barra de chocolate y él la golpea en la cara) adelgaza y comienza a planear su venganza contra quienes se burlaban de ella en la escuela. Básicamente es el término revenge body (que normalmente su usa para referirse a cuando alguien se pone en forma tras terminar una relación con la intención de que su ex se arrepienta de haber terminado) llevado al extremo.

Creo que mi primera reacción sí fue indignación. Lo más trascendente durante los primeros segundos es que la actriz principal está usando lo que se conoce como un fat suit. Ya con la trama debí verlo venir: ¿de qué otra manera podrían demostrar este antes y después de una pérdida de peso?. Estos trajes, que suelen usarse para hacer que una persona delgada aparente tener peso mayor en conjunto con diversos prostéticos faciales, tienen una historia bastante controversial. Principalmente porque se encuentran en este tipo de contenidos en el que la historia de éxito es adelgazar o para interpretar a alguien de quien el público se tiene que reír. Un ejemplo mexicano que se me ocurre de esto es la telenovela Llena de amor, que también trata el tema de sobrepeso de una manera muy cuestionable.

Quiero aclarar que no me molesta que alguien quiera bajar de peso por las razones personales que tenga. Creo que una parte importante de aprender a amarnos es darnos aquello que nos hará sentir mejor en todo ámbito tanto físico, como mental. Esta misma semana vi el vlog de una youtuber que cuenta cómo fue su proceso para llegar a verse como ella quería.

Al principio del video menciona que aprecia la tendencia del body positivy, pero que siente que también hay cierta obsesión y reprimenda cuando la gente quiere hacer un cambio con su apariencia. Aunque me parece un poco extraño el método que siguió, sí recalca en varias ocasiones que el hecho de que le haya funcionado a ella no lo hace una experiencia universal y tampoco promueve que es el único estilo de vida que ayuda cumplir las metas personales.

En esta parte de buscar verse como une quiera concuerdo en algunas cosas, ya que tampoco siento que querer vernos delgades sea 100% una idea que nace de nosotres sin influencia de los estándares de belleza que nos han inculcado. Pero, querer verse de una manera o hacer un cambio no es intrínsecamente malo. Lo que sí me parece indefendible es promover estereotipos y conductas tóxicas.

“Insatiable” a primera vista sí promueve una imagen que deja un muy mal sabor de boca sobre la relación con el cuerpo. Nuestros cuerpos hacen tanto por nosotres, independientemente de la forma de éste, que resulta ofensivo se nos diga que no somos nuestra mejor versión hasta que alcancemos el peso ideal. Las historias de personas con sobrepeso deberían de contarnos más que solo el proceso de volverse delgades. 

Varias mujeres involucradas en el proyecto ya han defendido la serie, entre ellas Debby Ryan (la protagonista), Alyssa Milano y la creadora de la serie, Lauren Gussis, que sobresale entre las otras por ser un historia muy relacionada con su vida personal.

Me gustaría darle el beneficio de la duda. Quisiera pensar que realmente todo esto fue causado por las malas ediciones que se tomaron al momento de editar el trailer, pero no puedo. Pero también quisiera dejar de preocuparme que cada vez que alguien a mi alrededor habla sobre tallas o cuando dicen que algo o alguien es/está “gorde”. Estoy cansada de que la vida de las personas con sobrepeso sea tomada como un chiste o solo tenga valor cuando han hecho algo para perderlo.

Siento que hay otros proyectos que podríamos promover que reflejen mejor las historias que queremos ver y que se alejen de los estereotipos tóxicos que ya conocemos. También en Netflix pronto estrenará “Sierra Burgess es una gran loser”, otra serie con una historia enfocada en un personaje con sobrepeso pero cuya representación no se enfoca en lo que gana cuando baja de peso, sino en ella llevando una vida común en la preparatoria.

Esperemos que pronto está sea la norma. Historias que cuenten realidades y no fantasías basadas en la falta aprecio que le tenemos a nuestro cuerpo y todo lo que hace por nosotres es lo que necesitamos.

 

2 comentarios en “Representación y estereotipos: gordofobia

  1. Es curioso. Parece una idea muy estúpida. Un motivo fácil para bromear y que todo el mundo ría y aplauda … “una vez entallada”. Es un poco como reírse a pata suelta con las cosas de Sheldon Cooper y personajes similares.
    Yo era gordófobo. Toda mi familia lo era y puede que siga siéndolo.
    En torno a los 21 años sentía que jamás podría encontrar el amor porque algo fallaba en mí. Sentía que no valía una mierda. Delgado. No tenía físico. Me sentía inferior.
    Me presentaron a una chica. Cuando al día siguiente me dijeron que quería conocerme y si quería quedar con ella dije que no. “¿Esa tan gorda? No me gustan las gordas.”
    Me dijeron que no estaba gorda pero no les creí porque solían engañarme. Yo no sabía que no la había visto: “las presentaciones y yo”, capítulo aparte.
    Pero estaba desesperado y pensé.
    Me dije que el cuerpo no tenía tanta importancia. Que quizá esta chica tenía el carácter o la fuerza que me faltaban y que no perdía nada por conocerla. De hecho eso es lo más importante, conocer a las personas. ¡Cuánto nos perdemos al juzgar sin conocer!
    Mi cerebro sí que era más grasa que materia gris.
    Es la persona con quien me casé. Y me ha hecho la vida amable, bonita y llevadera. Y estuvo a mi lado durante mi anorexia nerviosa, situación muy dura y difícil de comprender.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s