Lo que los buitres no se pueden llevar

La tierra es nuestra para transitar. Mar lo sabía. Lo tenía tatuado en el cuerpo. Una enredadera de flores en la pierna, un caracol en el brazo, una concha en el costado. Se nombró a sí misma Sirena.

“Hoy empieza mi viaje sola, después de muchísimo tiempo de haber deseado irme por el planeta a viajar sola por fin lo hago. Llegó la hora de llenarme de naturaleza. Costa Rica. Pura vida”, publicó Mar, arriba del texto una foto suya: sonriendo con una mochila en la espalda.

Diez días después la encontraron: sin sonrisa, sin ropa, sin vida. Dos hombres la asesinaron para grabarle un mensaje colectivo: “Tu cuerpo y tu vida nos siguen perteneciendo”. Olympe de Gouges en la guillotina, tres siglos después.

La existencia de Mar era un manifiesto en sí mismo. Un manifiesto construído de las luchas de las mujeres que la antecedieron. Era una artista, cantaba, componía y producía, le gustaba la naturaleza, su cuerpo, viajar, el mar, las mujeres. Bailaba en las marchas LGBTQ+, se desnudaba con el mar y se retrataba así de libre.

Terminó como muchas: odiada, violada, asesinada. Lo único que le quedaba era el mar, el lugar que más le gustaba. Pero a ustedes eso no les bastó. No les bastó la vileza que le destrozó hasta el alma. Se arrojaron sobre su cuerpo como buitres. Devoraron sus restos. Culpándola por andar sola, por andar de noche, por andar libre. Por andar.

Otres la proclamaron valiente. Una guerrera. Ese fue el precio que tuvo que pagar por ser libre, dicen. Que al menos murió haciendo lo que más le gustaba. Que ese era su propósito en esta lucha. Mar, tú no eres mártir. Tú solo querías vivir. No tenías que asumir precio alguno por tu libertad. Te merecías otros miedos.

Mar daría un concierto en unos días con la ilusión de presentar su primer proyecto musical. No la podremos escuchar. Pero escucharemos nuestras consignas, en las voces de las que quedan. Hasta que sobrevivir no sea una hazaña. Hasta que nadie se sienta con el derecho de hacernos creer que nuestras vidas no nos pertenecen.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s