Estamos del mismo lado de la calle

Intento de reconciliación con quien maneja

El estado de Nuevo León concentra el 21 por ciento[1] de los hechos viales (“accidentes”) del país con solo el 4.3 por ciento[2] de la población nacional. Tan solo en 2016, la cantidad de siniestros en la calle ascendió a 75,931, con 272 víctimas muertas y 9,045 víctimas heridas[3].

Estadisticas-02

Hay diversas causas por las cuales esto sucede, algunas de ellas, atribuibles a quienes manejamos. En general, hay una reducción del impacto que tienen ciertas decisiones al estar frente al volante: conductas como manejar en estado de ebriedad evadiendo antialcohólicas, texteando o usando el celular, excediendo con creces los límites de velocidad o pasándote los rojos en los semáforos son solo algunas de ellas.

Conducir un automóvil viene con una gran responsabilidad que se minimiza con la cotidianidad del acto mismo de manejar. Lo vemos como algo tan normal que incluso a veces lo percibimos como si tuviéramos la prioridad sobre todo lo demás en las calles. Pensar que nuestra prisa o conveniencia está sobre la legalidad es un acto común y fácilmente observable en Monterrey: banquetas invadidas por autos estacionados, pasos peatonales ocupados por carros que esperan para cruzar un semáforo, peatones esperando largos ratos a que alguien se detenga para cederles el paso, claxon apurando a ciclistas que estorban para pisar el acelerador. Olvidamos que usar un auto es un privilegio y no un derecho.

Sin embargo, dejando de lado todas esas causas atribuibles a quienes conducimos, hay una gran parte que le toca nuestros gobiernos y que no están haciendo. Las calles deberían ser lugares seguros para movernos sin importar el medio de transporte en el que vayamos. Deberían ser diseñadas y construidas para que quien es más vulnerable, tenga la certeza de que puede caminar o pedalear con seguridad.

En las últimas décadas, la inversión en la ciudad ha estado concentrada en intentos de solución para mover más autos a mayor velocidad: pasos a desnivel, gazas, propuestas de interconexiones y segundos pisos[4]. El riesgo está en creer que con esta infraestructura se solucionan los problemas, al menos, los relacionados con el tráfico. La realidad es que más carriles no significan menos tráfico. Y el diseño vial enfocado en los autos no funciona ni siquiera para quienes se mueven en auto. El 71 por ciento[5] de los hechos viales en el estado, se dan por colisión de vehículos.

Estadisticas-03

Es momento de hacer una pausa y ver más allá del volante, entender que peatones, ciclistas, usuarias y usuarios del transporte público y automovilistas estamos del mismo lado en esta lucha de no morir en la calle. Que la situación actual en la ciudad no le funciona a nadie y que promover otras opciones de movilidad no es una amenaza personal a quien conduce un automóvil sino una posibilidad de elegir cómo moverte, una puerta a tener opciones reales para no manejar si no lo deseas.

Por tercera ocasión en Monterrey, se organiza la Semana de la Movilidad en el marco del Día mundial sin auto celebrado el 22 de septiembre; y por primera ocasión, celebrando el Día nacional sin automóvil decretado por el Congreso en mayo pasado. Este evento que sucederá del 17 al 23 de septiembre durante el 2018, busca impulsar una movilidad sostenible a través de dar visibilidad de actividades en toda el Área Metropolitana de Monterrey.

El tema de este año es la seguridad vial y se busca incidir en el rediseño de intersecciones de calles para reducir las muertes y hechos viales que suceden en ellas. Cualquiera puede registrar actividades que estén vinculadas al tema y hay una convocatoria a participar en el #RetoSinAuto. Este reto consiste en usar, en todos los recorridos, medios de transporte distintos al auto durante esta semana de septiembre: caminar, andar en bicicleta, usar autobús, ecovía, metro.

Es una buena oportunidad para probar, aunque sea por un periodo corto de tiempo, la ciudad a otro ritmo, de otra manera. Un acto de solidaridad con quienes no se mueven como tú, pero padecen los mismos peligros de hacerlo en esta ciudad. Una ocasión para reconciliarnos y con más fuerza exigir desde todos los frentes una movilidad sin más muertes, desde el mismo lado de la calle.

[1] INEGI. http://www.beta.inegi.org.mx/temas/accidentes/

[2] INEGI. http://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/habitantes.aspx?tema=P

[3] INEGI. http://www.beta.inegi.org.mx/app/indicadores/?p=58&ag=00#

[4] ITDP México. http://mexico.itdp.org/noticias/invertir-para-movernos-2015-diagnostico-de-inversion-en-movilidad-2011-2015/

[5] INEGI. http://www.beta.inegi.org.mx/app/indicadores/?p=58&ag=00#

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s