La crisis

Me llamo Carolina y estoy en crisis. Me tomó aproximadamente un mes en siquiera aceptar el título, aunque sabía que tenía situaciones de estrés y confusión importantes pensaba que las podría arreglar en corto tiempo y que realmente todo estaba en orden, que me sentía bien y que todo estaba bien.

“Esto no es una crisis, solo tengo que solucionar esto y esto otro”. “Estoy bien, esto no es una crisis”. Pues resulta que puedo estar bien y a la vez estar en crisis y ahora que le pongo ese nombre me siento más liviana. También me divierte la idea de recordar las decisiones y las lecciones de esta temporada como parte de “la crisis del 2019”, así se lo voy a contar a la gente en unos años. “Y luego durante la crisis del 2019…” “Esta foto es de la crisis del 2019…”

Este estado llegó en parte por que yo lo provoqué y en parte por cosas que están muy fuera de mi control.

Voy a cumplir 25 años, siento que no tengo dirección, llevo tiempo (tal vez toda la vida) desatendiendo mis deseos y aspiraciones reales, necesito sobrevivir en este infierno capitalista y mis amistades más cercanas se mudan de ciudad. Ahora sí que reine el caos.

Todo se está moviendo de lugar y quería agarrar cada cosa y anclarla a donde yo pensaba que debería estar. Eso fue claramente imposible entonces los siguientes pasos eran frustración, negación y reprimir emociones. Ahora me siento mucho más cómoda y preparada para existir rodeada de tanto movimiento e incertidumbre. Ahora creo que la incertidumbre es de mis mejores amigas y es que la verdad tengo muchas cosas que agradecerle a la crisis.

Para empezar me ha puesto las cosas muy claras. Desde el principio mis mecanismos de defensa salieron a relucir y ahora los veo bien transparentes presentes en las situaciones que no quiero enfrentar, esto también es un punto para la terapia (¡¡Viva la terapia!!). Después de eso la crisis me vino a dejar muy claro que tengo que tomar una decisión y definir mis prioridades, definir a que sí y a que no le doy valor.

Lo que resultó de eso fue poner en perspectiva toda mi vida y las cosas que he valorado en el pasado así como querer entender por qué decidía darle valor a esas cosas y si provenía de mi o se me había impuesto pensar de esa manera. Descubrí que hay un montón de cosas que realmente no creía y no creo ahora, aspiraciones y valores que tenía muy en lo alto en la pirámide de prioridades pero que dentro de mi no significan mucho o tal vez nada. Por otro lado, también había valores que llevaba ignorando mucho tiempo y que descubrí son parte de mis creencias fundamentales. Tal vez suena exagerado pero era lo que sentía que tenía que hacer; seguir el instinto es algo que también he puesto en práctica y me ha sido satisfactorio desarrollar esa conexión con mi propia naturaleza.

Me dije a misma que ya no quería seguir tomando decisiones por inercia, por miedo a frenarme o a la “pérdida de tiempo” (¡¡¿Qué significa eso siquiera?!!). Así que con mis prioridades un poco más ordenadas puedo ser más consiente con mis elecciones y con lo que espero obtener ellas; la realidad es que me cuesta mucho decidir cosas importantes y hago lo que puedo por no hacerlo pero poner excusas es también un mecanismo de defensa y en algún punto toca avanzar a través de ellos. Estoy poniendo en una perspectiva diferente todo lo que veo, siento y hago y disfruto mucho de este nuevo criterio aunque también me tiene bien inquieta.

Por ahora sólo estoy viviendo la crisis y tratando de no perder ni la cabeza, ni mis relaciones, ni el resto de cosas que valoro en el proceso.

Me da miedo compartir esto y admitir que aunque lo he tenido todo y vengo de privilegio, no estoy viviendo la vida que se supone que una vive cuando hace las cosas “bien”; que estoy un tanto confundida y las respuestas escasean (que miedo ser una persona). Aun así he descubierto que en estas muestras de vulnerabilidad suceden momentos de conexión con otras personas que se me hacen muy valiosos y que para mi son más importantes que el miedo superficial a ser juzgado. Espero poder seguir conectando con lo que siento que es importante para mí y espero que quienes lean esto también encuentren esa satisfacción en ellxs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s