Beyoncé lo ha logrado de nuevo

Una vez más Beyoncé, nuestra reina y señora, decidió que todes estábamos muy cómodes viviendo tranquilamente, así que nos dejó caer un álbum de la nada. No eran ni las 5 de la tarde del sábado y mis redes sociales ya estaban alteradas por este repentino lanzamiento.

A estas alturas, Beyoncé ya es la maestra en no publicitar sus álbumes previamente. En esta ocasión, EVERYTHING IS LOVE fue develado al finalizar el concierto en Londres de On The Run II, gira que está realizando con su esposo.

Este lanzamiento veraniego no sólo marca el regreso (¿si quiera se fue?) de Beyoncé, también es el cierre de una trilogía en torno a su matrimonio. En LEMONADE, del 2016, Bey nos contó sobres sus problemas maritales, específicamente de las infidelidades que soportó (men are trash, como todes sabemos); Jay – Z  lanzó el año pasado 4:44, un álbum bastante intrascendente para mí, pero con el que logró varias nominaciones a los Grammys y en el que abordó una perspectiva sobre la masculinidad no muy vista desde el rap; y esta tan anhelada colaboración entre ambes.

Además, también se liberó el video de “APESHIT” que, a pesar de estar en la cuenta de Beyoncé, se muestra bajo el nombre de “THE CARTERS” como intérpretes.

 

Creo que fue esto lo que más me ha gustado hasta el momento. Para empezar, estos dos billonarios fueron hace un mes, de manera casual, a rentar el Louvre para hacer su video musical. La verdad es que tampoco es algo nunca antes visto, ya que el espacio se ha usado en diversos filmes, y aparentemente “no es tan caro” pagar por usar este espacio. Posiblemente para elles la cuota de $17,500 dólares no fue nada, un amigo decía que ha de haber sido como si hubiesen gastado $2 pesos y probablemente sí lo fue.

La selección de obras de arte incluídas y el uso del espacio hacen del video un lujo visual, en conjunto con la desfachatez con la que nos están diciendo que saben el poder que tienen, es uno de los videos más disfrutables que he visto.   

En caso de que todavía no lo escuches, en esta ocasión no tendrás que suscribirte a Tidal para poder hacerlo. EVERYTHING IS LOVE ya está disponible en Spotify y Apple Music. Aunque en NICE claramente Beyoncé menciona que no le interesan el número de reproducciones (“If I gave two fucks – two fucks about streaming numbers, would // have put Lemonade up on Spotify”), eso no impidió que el álbum se colocara en estas plataformas un día después de haber sido lanzado, haciendo que mi recién pagada suscripción a Tidal fuera innecesaria. 

Quizá no sea lo mejor que ha lanzado en los últimos años. Personalmente LEMONADE siempre será uno de mis álbumes favoritos. Beyoncé logró tantas cosas como artista con esta obra audiovisual que quizá sea difícil de superar. Dudo que no lo logre, Bey ha demostrado que es más que capaz de seguir reinventándose y que “más grande y mejor” es prácticamente su identificador personal en cuanto a proyectos. Hace apenas unos meses, nos recordó que realmente es la mejor con su presentación en Coachella.

APESHIT quizá no suene tan revolucionaria, me parece que con la participación de Migos hace que se escuche como cualquier otra canción del verano. Sin embargo, y quizá sean mis intereses personales hablando, la producción alrededor de esta canción es lo que le da un plus, ¿cuántos bops veraniegos van a tener un video en el Louvre? ¿Cuántos cantantes nos presumirán su vida materialista en frente de todas pinturas valuadas en millones de dólares?

Hasta el momento, creo que ninguna otra canción de EVERYTHING IS LOVE me ha parecido impresionante, y no lo digo porque sean malas, sino que no logran atraerme por completo. SALUD!, un single que sólo se liberó en Tidal, es lo más cercano a mi canción favorita de esta colaboración.

A estas alturas, ni Beyoncé ni Jay – Z tienen que demostrarnos de lo que son capaces. Ambes han formado impresionantes carreras que les han destacado como genios musicales. Más que una muestra de su talento, EVERYTHING IS LOVE parece más una ventana a la situación actual de sus vidas. Se les ve felices, disfrutando de lo que han logrando (juntos y separados), y sobrellevando sus dramas matrimoniales en la compañía de sus tres hijes. Independientemente de lo que como personas o fans sintamos respecto a los engaños en una relación, The Carters nos están diciendo con este álbum que elles está bien, las ofensas están perdonadas y están listes para seguir tomando nuestro dinero.

Imágen pricipal obtenida del fabuloso, ¡Apeshit!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s